Cuando descubres que el sabor y la calidad de tus ingredientes, son insuficientes para que tus clientes dejen de preguntar por qué deberían pagar por tus productos, te das cuenta del gran beneficio que podrían tener las palabras en tu negocio, para expresar el valor de tus alimentos y bebidas artesanales

Tanto si acabas de EMPEZAR como si ya tienes años de RODAJE, usar el poder de las palabras a tu favor, te ayudará a crear mensajes coherentes que hablen, atraigan y seduzcan al cliente final

¿No me crees?

Mira, te lo cuento con mi propia historia

Cuando horneaba panqués en el 2014, lo único que quería era un ingreso extra.

Solo quería hornear, decorar y vender.

Así de fácil.

En ese entonces, mi mamá me ayudaba a vender con el magnífico poder del boca a boca.

Nada escrito, simplemente su super poder de persuasión hablada.

Tan solo con eso, convencía a ingenieros, gerentes y directivos de la oficina para que compraran mis panqués de plátano y café.

Al inicio la demanda era alta y el ingreso era bueno hasta que en unas semanas llegó un periodo  de estancamiento, y con él un montón de dudas acerca del precio.

Aunque mis productos eran buenos, mis primeros clientes no querían repetir su compra.

Me recomendaban, pero decía que era cara.

Me cuestionaban antes de pagar.

Y me daban muchas excusas para evadir mis llamadas.

La realidad es que no sabía cómo decirle a mis clientes que mis productos eran buenos para que repitieran su compra, una y otra vez.

Incluso, algunos de ellos empezaron a pedirme un menú, una carta o lo que fuera para que pudieran leer lo que yo vendía.

Querían conocerme y saber más de mis productos, por qué eran distintos, cuál era la receta utilizaba y mi método de elaboración.

Querían una carta que hablara de mis productos y de mi historia.

Entonces me enfrenté al temido síndrome de la hoja en blanco y las largas horas frente al ordenador.

Por más que pensaba y me obligaba a plasmar unas cuantas palabras atractivas y jugosas, la inspiración no llegaba.

No sabía qué escribir para que mis panqués resultaran atractivos y no se vieran tan caros, a pesar de que los ingredientes que utilizaba eran de la más alta calidad.

Quería evitar que me compararan con lo industrial u otros panqués que vendían en los supermercados.

Quería seguir vendiendo porque sabía el valor que representaban para mí, lo buenos y deliciosos que eran, pero desconocía el significado que tenían en la vida de mis clientes.

Fue así como de pronto, me encontré dando largos discursos (en los que hasta yo misma me mareaba) para justificar una compra de un producto a un precio mucho más elevado que el resto.

En pocas palabras, el sabor ya no era suficiente, porque más allá de eso, no había nada más que me diferenciara del resto de panqués.

Y te diré que en aquel entonces lo que no sabía que necesitaba para distinguirme de la competencia, eran palabras.

Sí, así como lees.

Palabras para hablar y seducir al cliente final, porque…

...el secreto detrás de las palabras, frases y textos en tu web y cada uno de tus empaques, tiene mucha más investigación que creatividad y fantasía.

eliant alanis

Eliant Alanís

Copywriter gastronómica

¡Hola, me llamo Eliant! y sé que cada una de nuestras pequeñas acciones, contribuyen a un gran cambio para mejorar el mundo.

Yo lo hago con las palabras y si estás leyendo estas líneas, seguro que tú lo haces con tus productos elaborados de manera artesanal.

Para que me entiendas, no soy quien gestiona, ni lleva las redes, pero soy la persona que te da las claves para que tus clientes entiendan por lo que pagan y compren sin cuestionar el valor de lo artesano.

Escribo para que profesionales de la gastronomía artesanal y sus marcas, destaquen del resto, con ideas llenas de emociones e historias que comuniquen de manera natural y auténtica.

De esta manera, transmites el compromiso y los valores de tus productos para sentirte reconocido en una marca que comunique el esfuerzo que has luchado por tu sueño.

Así, tanto tú como yo, contribuimos a un cambio en la alimentación, para que más personas puedan disfrutar de una buena comida alrededor de una mesa, sin que esta represente un daño a su salud.

Sigue leyendo y averigua cómo di con esta receta

Todo comenzó el 18 de septiembre del 2019 a las 2:57 am cuando un fuerte golpe metálico, seguido de una intensa corriente de agua, me despertó.

Era una tubería que había explotado causando una inundación a bordo de un barco.

El barco no se hundió, pero yo me caí. Y esa caída, me sacó de una trayectoria de 7 años de trabajar a bordo de cruceros como barista, bartender y anfitriona internacional.

Mientras me recuperaba en casa, leía blogs y me suscribía a todas las newsletters que me parecían interesantes, hasta que un día llegó a mi bandeja de entrada un correo, y con él mis primeros pasos hacia el copywriting.

¿Quieres vivir de escribir?

Entonces tuve una idea:

¿por qué no aprovechar mi experiencia gastronómica para ayudar a fundadores de negocios de alimentación artesanal, como tú, a unificar su comunicación con mensajes coherentes que emocionen a tus clientes y transmitan el compromiso y los valores de tus productos?

Así, tú y yo contribuimos a un cambio en la alimentación, para que más personas puedan disfrutar de una buena comida, sin que esta represente un daño a su salud.

Aunque tengo un menú de 3 tiempos, donde puedes escoger lo que mejor te apetezca…

Auditoría de Identidad Verbal

para encontrar el ingrediente que falta en tu receta de comunicación

Identidad Verbal

para comunicar el valor de tus productos bajo una misma voz, sin importar cuántas personas escriban para ti

Copywriting Web

con palabras que alimenten tu sitio web para que tus clientes degusten tus productos con tan solo leerte

 por ahora solo te ofrezco un aperitivo donde te enseño a usar el poder de las palabras a tu favor para hablar y seducir al cliente final.

Después de hablar con varios fundadores gastronómicos con y sin rodaje de diversos sectores como cervecerías, pastelerías y chocolaterías, me di cuenta que todos coincidían en un punto.

Una opinión que aún sin conocerse, todos ellos tenían en común.

Desde el más grande hasta el más pequeño, creían que nadie más podía escribir como ellos para transmitir todo el esfuerzo y amor que tenían por su negocio.

Algunos contaban con equipo, otros contrataban agencias o freelances y unos pocos estaban al mando de su pequeño negocio gastronómico.

A veces pensaban que tenían que sonar muy alegres o muy positivos en la red foodie por excelencia, otros veían aunque las imágenes estuvieran bonitas, el texto que les acompañaba, no vendía el sueño.

Incluso pensaron que contratar gente más joven como becarios, sería la solución para escribir textos emocionantes.

Así que creé una guía de comunicación dirigida a fundadores gastronómicos que, tan solo con el nombre, puedes ver que es entretenida.

No para reírse, sino para descubrir aquello que te impide unificar la comunicación con mensajes coherentes que hablen y seduzcan al cliente final.

Sobre todo para que no cometas el error de buscar a alguien que le atine a tu forma de expresarte para escribir exactamente como tú y transmitir el valor de tus productos elaborados de manera artesanal.

Si quieres llegar a más personas, tienes que saber qué contar a quien aún no te conoce para que aprecie el valor de lo artesano.

Es gratis y puedes empezar a leerla ahora mismo si haces clic en el botón que verás más abajo.

Lo único que te pido a cambio es tu nombre y tu correo electrónico, pero uno que utilices de verdad y no aquel que creaste para recibir solo ofertas comerciales.

¿Trato?

Empieza ahora a derribar el mito del fundador gastronómico

Soy Eliant Alanís y te informo que los datos de carácter personal que me proporciones al rellenar este formulario serán tratados por mí (Eliant Gómez Alanís) como responsable de esta web, cuya finalidad es gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información de tu interés y oferta de servicios relacionados. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@eliantalanis.com o simplemente darte de baja al final de cada email que recibas así como presentar una reclamación ante la autoridad de control.